Desde el biberón hasta la cuchara, para un aprendizaje logrado.

Desde el biberón hasta la cuchara, para un aprendizaje logrado.

Volver a la lista

La leche constituye el único alimento del bebé hasta la edad de unos 4 meses. A partir de este período puede usted introducir progresivamente otros alimentos en sus comidas. Pero ha de saberse que la leche (Segunda edad o “de enlace”) debe conservar un lugar muy importante en la alimentación del bebé, hasta su primer cumpleaños (las necesidades de un niño de menos de 12 meses son de medio litro de leche o productos lácteos al día).


El momento elegido para introducir un nuevo alimento varía de una generación a otra, de un médico a otro o incluso de una región a otra. La tendencia actual es generalizar la introducción de la fruta y de las verduras hacia los 4 ó 5 meses.


Lo habrá pues entendido, la variedad se inicia con la introducción de la fruta (hacia los 4 meses) y de las verduras (hacia los 5 meses).

Podrá empezar la introducción de la fruta bajo forma de compotas cocidas o de frutas aplastadas (plátano), en la merienda, por ejemplo.

La fruta suele ser generalmente el primer alimento que el bebé comerá con la cuchara.

Es rica en elementos minerales, fibras vegetales y vitaminas. Además, se digiere fácilmente.

Las verduras pueden ser introducidas progresivamente, para reemplazar el biberón de leche de la noche.

Para acostumbrar al bebé al gusto de las verduras, puede sustituir al principio el agua del biberón por un caldo de verduras y añadir las medidas de leche correspondientes a la cantidad de líquido.

Poco a poco pasará a una sopa de verduras picada muy fina y el biberón de leche irá cambiándose por el biberón de sopa. Para ello, puede utilizar una tetina con un agujero especial sopa.


Algunas reglas que han de seguirse para que todo vaya lo mejor posible:


· Introduzca de manera muy progresiva los nuevos sabores hasta uno al día como máximo

· Deje tiempo a su hijo para que se adapte a cada nuevo sabor, introduciendo una “novedad” sólo cada dos o tres días

· No precipite las cosas. Si hay un nuevo sabor que no le gusta, no lo fuerce en ningún caso y vuelva a intentarlo algunos días más tarde. Manténgase a su escucha…

· No añada ni sal ni azúcar en un primer tiempo y evite las mezclas.

· Cuanto más avance en la diversificación alimenticia, más habrá de pensar en dar bien de beber a su hijo: El agua es la bebida ideal.


En todos los casos, este período de variación es para su bebé una nueva forma de desarrollarse. Podrá abrirse a nuevos sabores, nuevas consistencias, nuevos olores y colores…


 

Facebook


Todas nuestras gamas de productos

Los consejos Tigex
¡Feliz como un bebé en el agua!

Más información

¿Dónde estamos?
¡TIGEX, la marca que está
cerca de usted!

Más información