El sueño

Noches serenas

La llegada de un bebé en la familia es para los padres un momento maravilloso, y también la introducción de cambios importantes. En efecto, aparecen bastantes inquietudes, muchas relacionadas con el momento de dejar al bebé solo en su habitación durante la noche. Afortunadamente, ¡existen numerosas soluciones para tranquilizar y vigilar a bebé durante su sueño!

¡Los bebés son unos dormilones! De hecho, un recién nacido se pasa el 60% del día durmiendo. Es muy importante para el correcto desarrollo del sistema nervioso, entre otros. Al crecer, el bebé empezará a adoptar nuestro estilo de vida y el que le enseñemos. Tendrá así, menos problemas para conciliar el sueño por la noche, siempre que tenga tiempo para el afecto y la ternura que necesitan durante el día.

¡Estar relajado!

Antes de todas las cosas, y para que tu bebé se vaya bien a la cama, debe estar relajado. Si su bebé se encuentra nervioso, pensará que su cama no es un lugar seguro y, por tanto, se negará a dormir, especialmente por la noche. Para calmar sus temores, no dude en utilizar un vigilabebés para mantener un ojo y una oreja en él mientras duerme. Los nuevos vigilabebés son más eficientes y emiten muy pequeñas ondas. No son perjudiciales para su hijo. De esta manera usted estará más tranquilo y su bebé será capaz de conciliar el sueño en paz.

Darle buenos hábitos y tranquilizarlo.

Incluso cuando el bebé comienza a dormir durante toda la noche, es posible que todavía tenga que hacer dos siestas durante el día. Por eso, es importante, hacerle diferenciar el día y la noche. Por esa razón,  no dude en cerrar la luz totalmente por la noche y poner en todo caso una pequeña luz de noche para tranquilizarlo y así combatir sus temores nocturnos.

Siempre garantizar la seguridad.

Después de tres meses, ¡el bebé puede empezar a dormir en una pequeña cama! A esta edad, él todavía está en su cuna, pero rápidamente tendrá edad para tener una cama pequeña. Por lo tanto, estar atentos. El bebé puede rodar fácilmente de su cama en todo momento en la noche sin siquiera darse cuenta. Es esencial para asegurar la protección del bebé poner una barandilla, por ejemplo, en la cama para evitar cualquier riesgo de caídas.