El despertar

Para cada edad su juego: 0 - 6 meses

Es importante elegir bien los juguetes en función de la edad que tiene el bebé. Para estimularlo correctamente, ¡el juguete propuesto tiene que estar adaptado a sus capacidades específicas en cada momento!

Los primeros dos meses

En esta etapa la habilidad de las manos aún no está muy desarrollada y se distraen sobretodo por los sonidos y ruidos diversos. Reconoce tu voz y ya le encanta la música.

Puede configurar un móvil musical para su cuna. Elija uno con formas y colores amistosos. Muy rápidamente, su bebé reconocerá la dulce melodía de su móvil y se quedará fácilmente dormido con él.

Para los paseos, se puede optar por una caja o juego musical, que actuará como calmante y tranquilizador cuando están lejos de casa.

Alrededor de los tres - cuatro meses

Un bebé de tres meses inmediatamente ve el juguete y sus ojos lo siguen. Distingue formas, colores brillantes, movimientos...

Es la hora de darle una manta de actividades por ejemplo.

Con un tapete de actividades en su vientre, el bebé podrá explorar diferentes materiales, ruidos extraños, todas las formas y colores que tiene...¡Eso lo hará consciente poco a poco de la relación existente entre sus acciones y el ruido resultante.

Es lo mismo para el móvil... debajo de la barra donde se cuelgan muchos pequeños objetos coloridos y sonoros, tu hijo estará encantado de divertirse con los diferentes juegos ofrecidos.

Esta es también la edad perfecta para el primer sonajero. Hay todo tipo de materiales y colores. Para elegir su primer sonajero es preferible que tengan: sonido, fácil de coger, se puedan poner en la boca y fácil de lavar.

Alrededor de los cinco - seis meses

Las manos se conviertan en expertas del tacto y el bebé llega a una etapa importante en su desarrollo: ¡comienza a sentarse durante largos períodos!

Usted puede disfrutar jugando, sentándose uno frente al otro, lanzándose pequeñas pelotas…

A los seis meses, se fascinan con su imagen. Tómese el tiempo para sentarse, frente a un gran espejo y nombre todas las partes de su cuerpo. También puede configurar un espejo (hay varios modelos adaptados a los niños) en los barrotes de su cama o móvil.

En esta edad también comenzará a establecer una relación emocional con su "manta de seguridad". Ya sea un oso, un conejo de peluche o una muñeca de trapo... el objeto preferido de su hijo es ahora su confidente más confiable.

Impregnado de olores familiares, este juguete, seguirá con él en sus primeros años de vida.