Los cuidados

Bañar al bebé con total tranquilidad

Bañar a su bebé, ¡la mejor manera de hacerle una limpieza completa!

Elijea el momento que esté más disponible teniendo en cuenta el estado anímico de su pequeño.Se puede bañar al bebé en diferentes momentos del día. Para un baño impecable solo se necesita un poco de organización y equipo mínimo.

  • Temperatura ambiente, alrededor de 20/22° (piense en sus gustos, no pasar frío)
  • Tener el cambiador cerca de la bañera o juntos evita que el bebé tenga frío, que se puede ocasionar durante los desplazamientos entre el baño y el dormitorio.
  • El agua del baño debe ser calentada a 37° (se puede utilizar un termómetro de baño para comprobar la temperatura) y el nivel de agua debe ser muy bajo (el estándar recomienda un nivel máximo de 75 mm).

Lo mejor es bañar al bebé en una bañera de bebé (esto evitará el desperdicio de varios litros de agua al día y el bebé se sentirá más a gusto en un espacio adecuado a su tamaño). Es recomendable el uso de una silla de baño para más comodidad al lavar a su bebé o jugar unos minutos con él.

El baño no debe exceder los 8-10 minutos en las primeras semanas.

Recuerde que debe conectar el contestador automático para no desatender el bebé en ningún momento.

Nunca deje a su bebé solo en el baño, en la silla de baño o en el cambiador.

 

Tener a mano accesorios para el baño y el cuidado del cuerpo:

  • jabón, champú y aceite de almendras
  • una gran toalla limpia y seca para limpiar a su hijo nada más sacarlo de la bañera
  • otra toalla que se coloca en el cambiador
  • algodón
  • solución salina
  • un par de tijeras de punta redonda
  • un cepillo para el cabello.

 

Para la delicada piel de su bebé, utilice productos suaves adaptados a su edad y la naturaleza de la piel.

Sumérjalo en el agua poco a poco hablándole suavemente para tranquilizarlo. Comience por lavarle la cabeza, evitando la cara y lentamente lávelo de pie, sin olvidar sus pequeños pliegues: detrás de las orejas, en los pliegues de los muslos, en los pliegues de los brazos, debajo de las nalgas y entre las nalgas, entre los dedos... Es importante limpiar todos sus pliegues, porque los gérmenes se acumulan y la erupción aparece rápidamente.

Se le puede lavar el cabello todos los días porque suda mucho. Se puede usar el mismo jabón líquido para el cuerpo. Enjuague bien.

Para salir de la bañera, sujételo por las axilas y de inmediato envuélvalo en una toalla.

Para secar no frote su cuerpo con especial énfasis. Frote suavemente el pelo y el cuerpo.