La comida

Del biberón a la cuchara, un destete exitoso

El proceso del destete es para su bebé una nueva forma de desarrollarse.

Hasta los 4 meses la leche es el único alimento que pueden tomar los bebés. A partir de este periodo, se pueden introducir poco a poco otros alimentos en sus comidas. Tenga en cuenta que la leche sigue siendo muy importante en la dieta del bebé hasta su primer cumpleaños (las necesidades de un niño menor de 12 meses es medio litro de leche o productos lácteos al día).

El momento de la introducción de un nuevo alimento varía de una generación a otra, de un médico a otro e incluso de una región a otra. La tendencia actual es la de generalizar la introducción de frutas y verduras a los 4/5 meses.

Por lo tanto, el destete comienza con la introducción de las frutas (en torno a cuatro meses) y verduras (alrededor de 5 meses).

Usted puede comenzar a introducir la fruta en forma de compota o de fruta triturada (plátano), en la merienda por ejemplo. La fruta es generalmente el primer alimento que el bebé come con una cuchara. Es rica en minerales, fibra vegetal y vitaminas. Por otra parte, es fácilmente digerible.

Las verduras pueden ser introducidas gradualmente en lugar de la botella de leche por la noche. Para ayudar a su bebé a aprender el sabor de estos vegetales, puede al principio, reemplazar el agua de la botella con un caldo de verduras y añadir las medidas correspondientes de la leche a la cantidad de líquido.
Poco a poco, se pasa a una sopa de verduras finamente triturada y el biberón de leche dará paso al biberón de sopa. Para eso, es recomendable usar una tetina con perforaciones especiales para la sopa.

Algunas reglas que deben observarse para que todo funcione bien:

  • Introducir progresivamente los nuevos sabores, uno por día como máximo
  • Deje tiempo a su hijo cuando introduzca un nuevo sabor cada 2 o 3 días para adaptarse a la "novedad"
  • No apresure las cosas. Si no le gusta un sabor nuevo, no lo fuerce de ningún modo y vuelva a intentarlo un par de días más tarde.
  • No agregue ni sal ni azúcar, y evite las mezclas.
  • Cuanto más se avanza a través de la diversificación de la dieta, más se debe tener en cuenta que su hijo beba: el agua es la bebida ideal.

En cualquier caso, este periodo de destete es para su bebé una nueva manera de crecer! Él será capaz de abrirse a nuevos sabores, consistencias, olores y colores...