La comida, un gran momento de descubrimientos

La comida, un gran momento de descubrimientos

Volver a la lista

Hasta ahora, dar de comer a su bebé era algo sencillo.

De las primeras cucharadas de compota tomadas sentado en su tumbona (hacia los 4 meses), su bebé pasará a la trona (hacia los 6/7 meses), situado cerca de la mesa familiar.

Hasta ahora dominaba usted la situación y era usted quien todavía le daba la cuchara.


Hacia los 8 meses, su hijo preferirá comer con los dedos…

Los inicios van a ser difíciles: El bebé limpiará con su mano la boca llena de comida o va a “chapotear” con delicia en su plato lleno de puré. También es el momento que elegirá para tirar al suelo su plato o para retirar el velero de su babero.


Alentarlo a la autonomía es un buen medio para desarrollar su placer y su habilidad… ¡Sólo necesitará una gran dosis de paciencia!

Puede acompañarlo en esta etapa animándolo para que coma con los dedos sin que cause demasiados destrozos (procúrese un buen delantal, tenga a mano siempre una esponja y no dude en protegerse con un delantal grande). Esto evitará los conflictos inútiles y permitirá conservar un buen recuerdo del momento de la comida. Para esto, córtele pequeños trozos de queso, de fruta o de carne y colóquelos directamente en la balda de su matrona (para tener una mayor higiene, puede recubrir esta balda con un filme plástico de calidad alimenticia y cambiarlo en cada comida). Es usted en este caso quien conservará el control sobre el plato de puré mientras él se ocupa de agarrar los pequeños trozos de jamón.


Hacia los 10/12 meses, su hijo encontrará más divertido intentar comer con su cuchara...

¡Se dará usted cuenta de que el camino desde el plato a la boca es un camino muy largo! El contenido de la cuchara se vierte, se desliza, chorrea o se derrama… ¡Con demasiada frecuencia!


Proponga a su hijo una o dos cucharas (una para cada mano) y déjelo hacer lo que quiera. Intervenga sólo si ve que no lo logra solo. Mientras está concentrado en sus gestos, déle el alimento con una tercera cuchara. La comida le parecerá así más corta. Propóngale, durante este período de aprendizaje, alimentos que “se pegan” a la cuchara: puré de patatas, arroz con leche, queso blanco, compota espesa…

Utilice un material adaptado: plato irrompible con fondo inclinado, para que el bebé atrape más fácilmente su comida; cuchara con asa ergonómico, para una mejor prensión, etc.


No ha de olvidarse que el momento de la comida es una etapa importante de socialización. El bebé quiere comer como los grandes, rodeado de todos los miembros de su familia.

Además, es muy importante ayudarle a volverse autónomo durante este período y, sobre todo, evitar convertir las comidas en momentos de conflictos, de los que podrían resultar numerosos problemas alimentarios.


Consejo siguiente

Facebook


Todas nuestras gamas de productos

Los consejos Tigex
¡Feliz como un bebé en el agua!

Más información

¿Dónde estamos?
¡TIGEX, la marca que está
cerca de usted!

Más información